El Grano de Nayarit

Café cafetal cafetera cafeteria Cafeto especialidad gourmet grano Nayarit orgánico

En el límite del trópico de cáncer se haya un lugar enclavado en la Sierra Madre Occidental que, gracias a las particularidades de sus condiciones, produce café: el estado de Nayarit. Este territorio no posee la popularidad de otros en la República Mexicana pero su pequeña extensión, de 27.335 km (que representa el 1.4% de la superficie nacional) es sinónimo de calidad en su café. 5.000 productores se encargan de trabajar 17.000 hectáreas y la cosecha puede durar hasta el mes de abril y no febrero como en otros estados.

 Gracias a su localización, en Nayarit se cruzan una serie de factores que influyen en el desarrollo de la cereza cafetal que puede cultivarse desde los 100 metros hasta los 1.400 sobre el nivel del mar. Basta con recorrer 100 km al norte desde Compostela para abandonar el cinturón de café y transitar a un clima desértico. Y es que este estado mexicano cuenta con una geografía con variedad de climas como el templado y el tropical; este último es el que predomina en la región con una temperatura media anual de 21°C y una precipitación de 1.150 mm distribuida en hasta cinco meses en verano.

 Los microclimas que posee por lo accidentado del territorio, al haber laderas y barrancos, han permitido que en pequeños lugares la maduración de las cerezas sea más lenta (aunque la principal razón es la latitud) y, por lo tanto, que absorban más nutrientes.

 El intercalado de diversas variedades de árboles frutales, principalmente el plátano, aguacate y guasamayeto, favorecen el desarrollo del fruto porque lo protegen y nutren.


Publicación más antigua