CAFÉ EN 1,2 Y 3

Etapas para llegar a mi café.

Etapa uno:

Al levantarme lo primero que me pasa es que me atacan los pensamientos de que haré durante el día. Los pensamientos comienzan a correr por mi cabeza uno tras otro. Se que tengo muchas cosas que hacer y eso me encanta pero tengo que seleccionar las más importantes. Me levanto, me visto y me voy a hacer ejercicio. Mis días siempre inician así, a esa fase le voy a llamar, primera etapa. Dejo que todo entre en mi cabeza, tengo que hacer esto, tengo que ir a recoger esto otro, quede de enviar este archivo etc etc etc.

Etapa dos, acomodar:

Cuando acabo de hacer ejercicio me voy directo a bañar, ahí empiezo a depurar cada pensamiento que no es importante para escoger solo los que si puedo solucionar y son mas importantes. 

Etapa 3 de mi mañana:

Es momento de preparar mi taza de café, es un ritual que no dejo pasar ni un día. Para mi todo el proceso de preparar mi taza para comenzar mi día es algo que me relaja, que me da paz y que disfruto. Me gustan distintos métodos de extracción. No tengo uno preferido, depende de el café INFLUYENTE que tenga disponible es el método de extracción que vaya a usar.

Yo guardo mi café en grano, me encanta molerlo cada día para que siempre mi taza de café INFLUYENTE esté lo más fresca posible. La verdad es que me hago una taza de café grande, mas de lo normal, así que meto a la moledora un poco más de grano para que no vaya a arriesgar perder sabor o que quede muy diluido mi café. Al mismo tiempo que muelo el grano pongo a calentar el agua.

Escogí prensa francesa hoy. Para ese momento ya estoy acomodando mis pensamientos, ya estoy escogiendo mis ideas y lo que voy a hacer en el día. El proceso de depuración ya pasó, ahora, más relajado ya puedo acomodar las ideas y definir como las voy a llevar acabo durante el día, hasta me empiezo a emocionar. Ya esta lista el agua y el grano ya quedó molido. Los combino en la prensa y espero 4 minutos a que esté listo antes de bajar el filtro.

Debo aceptar que esos son los 4 minutos más largos de mi día. Cuando pasa el tiempo y puedo bajar el filtro con suavidad, empiezo a ver como va tomando color el agua combinada con el café, todo es calma, no pienso en nada más. Esta listo, ya lo puedo servir. Mi taza esta llena. La llevo a un lado de mi computadora y estoy listo para empezar mi día.

Ya tengo decididas mis acciones, ya escogí mis mejores ideas, ya tengo mi café INFLUYENTE para poder empezar a actuar. Ya puedo empezar ni día, el ritual, está completo.

Instagram – @cfadl

 


Publicación más reciente


Dejar un comentario

Por favor tenga en cuenta que los comentarios deben ser aprobados antes de ser publicados